Alimentos malos para el esófago

Alimentos malos para el esófago

Tratamiento alternativo del esófago de Barrett

Esofagitis La dieta desempeña un papel crucial en el tratamiento de la esofagitis. La esofagitis es la inflamación del esófago. Puede provocar daños en los tejidos del esófago, que es un tubo muscular que transporta alimentos y líquidos desde la boca hasta el estómago. La esofagitis puede dificultar la deglución de los alimentos. La esofagitis puede estar causada por una infección, una irritación del esófago o una inflamación del revestimiento interno del esófago. Existen muchos tipos de esofagitis: esofagitis por reflujo, esofagitis infecciosa, esofagitis inducida por fármacos, esofagitis eosinofílica y esofagitis linfocítica. La esofagitis por reflujo, uno de los tipos más comunes de esofagitis, se produce cuando el ácido del estómago sube al esófago y provoca su inflamación. Ciertos alimentos pueden desencadenar el reflujo ácido, como el chocolate, la menta, los alimentos fritos o grasos y las bebidas alcohólicas. La esofagitis eosinofílica puede deberse a una reacción alérgica a un alimento.

Por ello, evitar los alimentos que provocan esofagitis reduce sus síntomas. Hay que asegurarse de que la dieta para la esofagitis no corroa más el esófago. Deben evitarse los alimentos que desencadenan la esofagitis eosinofílica y la esofagitis por reflujo. La dieta para la esofagitis incluye verduras y hortalizas blandas, productos lácteos (siempre que no se sea alérgico a la leche), cereales y galletas saladas. Al comer, masticar completamente los alimentos, dar pequeños bocados y tragar despacio también ayudará a aliviar el dolor.

  Alimentos para cortar la diarrea en niños

Quark reflujo ácido

Los alimentos pasan de la boca al estómago a través de un órgano tubular llamado esófago. Una sensación de quemazón en la parte baja del pecho o de dolor al tragar y la sensación de que la comida se queda "atascada" en la garganta pueden deberse a una esofagitis, que es una irritación o inflamación a lo largo del revestimiento del esófago.

El reflujo ácido, las hernias de hiato, los vómitos, las complicaciones de la radioterapia y ciertos medicamentos orales son algunas de las razones por las que el esófago puede desarrollar tejido inflamado. La esofagitis suele curarse sin intervención, pero para ayudar a la recuperación, los comedores pueden adoptar lo que se conoce como dieta esofágica o de alimentos blandos.

Los alimentos de fácil digestión son la mejor opción, al igual que evitar las bebidas carbonatadas o muy frías o muy calientes. Su médico o nutricionista puede limitar aún más el consumo de cítricos, menta o bebidas con cafeína.

Para mantener los alimentos blandos, las frutas y verduras crudas pueden sustituirse por frutas enlatadas y congeladas, como compota de manzana y tazas de fruta. Los aguacates y los plátanos también funcionan bien. Las sopas y los caldos ayudan a ablandar la calabaza, las patatas (sin piel), las zanahorias, los guisantes y otras verduras. Evita las verduras fibrosas o con semillas, como el quimbombó, las alcachofas y el apio.

Dieta para el reflujo silencioso

El reflujo gastroesofágico es el problema gastrointestinal más común al que se enfrentan a diario los adultos. Puede ser una molestia, sobre todo si se convierte en una afección crónica, pero unos sencillos cambios en la dieta pueden ayudar mucho a limitar los síntomas. Este blog tratará sobre los alimentos que deben evitarse y los que son seguros para las personas con reflujo ácido.

  Alimentos con mas fructosa

Cuando se trata de problemas estomacales y esofágicos, la mayoría de la gente asume que la acidez estomacal, el reflujo ácido y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) son lo mismo. Al fin y al cabo, mucha gente los utiliza indistintamente.

Sin embargo, existe una clara diferencia. En términos sencillos, el reflujo ácido (también llamado reflujo gastroesofágico o RGE) es un proceso en el que el contenido del estómago regresa al esófago. La ERGE es una afección más grave y crónica causada por el reflujo ácido. La acidez es un síntoma tanto del reflujo ácido como de la ERGE.

La anatomía del tubo digestivo superior incluye el esófago, un tubo liso y muscular que conecta con el estómago. Al tragar, una válvula llamada esfínter esofágico inferior se abre para permitir que los alimentos pasen al estómago antes de cerrarse.

Espasmo esofágico

Es importante que los alimentos consumidos tengan una textura suave para facilitar el movimiento de los alimentos a través de las zonas inflamadas del esófago o el estómago. Se evitan por completo los productos de panadería que puedan dilatarse con el líquido.

Todos los zumos de frutas; todas las frutas asadas, enlatadas, cocidas (sin semillas, membranas o pieles duras), plátano maduro fresco, albaricoque maduro pelado, melocotón, nectarina y pera. Nota: los cítricos sin membrana (naranjas, limones, limas, mandarinas o pomelos) pueden irritar el esófago.

  Dieta fodmap alimentos permitidos y prohibidos pdf

Verduras enlatadas o cocidas sin semillas ni piel; alcachofas, espárragos, remolachas, zanahorias, puré de maíz, berenjenas, judías verdes o de cera, guisantes verdes, espinacas, calabaza, tomates, pimiento; todos los zumos de verduras, salsa de tomate; lechuga iceberg o lechuga mantequilla.

Todas las verduras crudas (excepto iceberg, lechuga mantecosa), brécol, coles de Bruselas, repollo, apio, coliflor, guisantes partidos secos, judías, lentejas, maíz entero o en crema, habas, cebollas, colinabos, nabos.

Mostaza suave, salsa de soja, mantequilla de cacahuete suave, vinagre, salsa de tomate, sal, condimentos y especias como limón, pimienta según tolerancia, cacao en polvo. Según la tolerancia del paciente: mostaza, chile en polvo, albahaca, tomillo, nuez moscada.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad