Sangre en las heces y dolor de estomago

Sangre en las heces y dolor de estomago

Sangre al limpiar

ResumenLa hemorragia gastrointestinal (GI) es un síntoma de un trastorno en el tubo digestivo. La sangre suele aparecer en las heces o el vómito, pero no siempre es visible, aunque puede hacer que las heces parezcan negras o alquitranadas. El nivel de hemorragia puede variar de leve a grave y puede poner en peligro la vida.

SíntomasLos signos y síntomas de una hemorragia digestiva pueden ser evidentes (manifiestos) u ocultos (ocultos). Los signos y síntomas dependen de la localización de la hemorragia, que puede estar en cualquier parte del tracto gastrointestinal, desde donde empieza (la boca) hasta donde termina (el ano), y de la velocidad de la hemorragia.

Cuándo acudir al médicoSi tiene síntomas de shock, usted u otra persona deben llamar al 911 o al número local de emergencias médicas. Si vomita sangre, ve sangre en las heces o tiene heces negras y alquitranadas, acuda inmediatamente al médico. Para otros indicios de hemorragia digestiva, concierte una cita con su médico.

Grumos de sangre en las heces

La presencia de sangre en las heces se debe a una hemorragia en alguna parte del tubo digestivo. Puede deberse a muchas causas, como la úlcera péptica, las fisuras anales, las hemorroides y otras afecciones médicas.

Dado que la sangre en las heces puede ser síntoma de algo grave, como un cáncer, nunca debe ignorarse. Acuda siempre al médico si encuentra sangre en las heces. Un examen físico, pruebas de laboratorio y detalles de su historial personal pueden ayudar al médico a encontrar la causa.

  De que lado dormir estomago

La sangre en las heces puede proceder del tracto gastrointestinal superior. La causa más frecuente es la úlcera péptica. Las úlceras son llagas en el revestimiento del estómago o la parte superior del intestino.  La sangre de una úlcera péptica puede ser roja o negra y alquitranada.

Una hemorragia digestiva alta puede diagnosticarse con una endoscopia. Durante este procedimiento, un gastroenterólogo examina el tracto gastrointestinal superior con una cámara conectada a un tubo estrecho y flexible. El tubo desciende por la garganta hasta el intestino.

Un pólipo es un pequeño crecimiento en el revestimiento del tracto intestinal. Existen varios tipos de pólipos. Los más frecuentes son los pólipos adenomatosos. Estos pólipos crecen en el revestimiento del colon o intestino grueso. Alrededor del 25% de los adultos mayores de 50 años tienen este tipo de pólipo.

Síntomas del cáncer colorrectal

Si sus heces son rojas o negras, es posible que no sean de sangre. Ciertos alimentos pueden hacer que sus heces parezcan rojas. Entre ellos se incluyen los arándanos, los tomates, la remolacha o los alimentos teñidos de rojo. Otros alimentos pueden hacer que las heces parezcan negras. Por ejemplo, los arándanos, las verduras de hoja oscura o el regaliz negro.

Los vasos sanguíneos cercanos al ano que se inflaman, debido al aumento de la presión, pueden sangrar o prolapsar. Normalmente, la cantidad de sangrado de las hemorroides es pequeña y pueden ser unas gotas que aparecen en el papel higiénico después de defecar. Las hemorroides pueden aparecer en el interior del ano o bajo la piel que rodea el exterior del ano. Esta afección es muy frecuente, normalmente indolora y no produce cáncer.

  Se puede tomar almax y omeprazol

Los pequeños desgarros en el revestimiento del ano, normalmente debidos al estreñimiento o la diarrea, pueden provocar sangre con las heces. Son dolorosas durante y después de la defecación. Si tiene fisuras anales, tome medidas para evitar el estreñimiento o la diarrea. Los suplementos de fibra de venta libre pueden ayudar. Su médico puede recetarle opciones adicionales para tratar una fisura anal que no se cura por sí sola.

Sangre en las heces sin dolor

Los signos de hemorragia en el tubo digestivo dependen del lugar y la gravedad de la hemorragia. Si la sangre procede del recto o de la parte inferior del colon, la sangre de color rojo brillante recubrirá las heces o se mezclará con ellas. La causa de la hemorragia puede no ser grave, pero es importante localizar su origen. El tubo digestivo o gastrointestinal incluye el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso o colon, el recto y el ano. Las hemorragias pueden proceder de una o varias de estas zonas: de una pequeña zona, como una úlcera en el revestimiento del estómago, o de una gran superficie, como una inflamación del colon. A veces, las hemorragias pueden producirse sin que la persona se dé cuenta. Este tipo de hemorragia se denomina oculta. Afortunadamente, mediante pruebas sencillas se puede detectar sangre oculta en las heces.

  Cada cuanto puedo tomar paracetamol

Síntomas como los cambios en los hábitos intestinales, el color (a negro o rojo) y la consistencia de las heces y la presencia de dolor o sensibilidad pueden indicar al médico qué zona del tracto gastrointestinal está afectada. Dado que la ingesta de hierro, bismuto o alimentos como la remolacha pueden dar a las heces el mismo aspecto que una hemorragia del tubo digestivo, el médico debe analizar las heces en busca de sangre antes de ofrecer un diagnóstico.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad