Diarrea del viajero antibiotico

Diarrea del viajero antibiotico

Tratamiento de la diarrea del viajero

La diarrea aguda es la enfermedad más común entre los viajeros. Hasta el 55% de las personas que viajan de países desarrollados a países en vías de desarrollo se ven afectadas.1,2 Un estudio3 sobre estadounidenses que visitaban países en vías de desarrollo reveló que el 46% contraía diarrea. La definición clásica de diarrea del viajero es tres o más deposiciones no formadas en 24 horas con al menos uno de los siguientes síntomas: fiebre, náuseas, vómitos, calambres abdominales, tenesmo o heces sanguinolentas. Las formas más leves pueden presentarse con menos de tres deposiciones (por ejemplo, un episodio abrupto de diarrea acuosa con calambres abdominales). La mayoría de los casos se producen en las dos primeras semanas de viaje y duran unos cuatro días sin tratamiento.1,3 Aunque la diarrea del viajero rara vez pone en peligro la vida, puede provocar una morbilidad significativa; uno de cada cinco viajeros con diarrea permanece en cama durante un día y más de un tercio tiene que modificar sus actividades.1,3

Principales recomendaciones clínicasLabelReferencesSe deben utilizar antibióticos (normalmente una quinolona) para reducir la duración y la gravedad de la diarrea del viajero.A28 La loperamida (Imodium) se puede utilizar con antibióticos para la mayoría de los adultos con diarrea del viajero.A38,39 Se puede aconsejar a los viajeros que eviten los alimentos y las conductas alimentarias de alto riesgo.B3,20,21 La profilaxis antibiótica no se debe utilizar de forma rutinaria en personas con riesgo de desarrollar diarrea del viajero.C9,23

  Bacterias intestinales que producen diarrea

Síntomas de la diarrea del viajero

La diarrea del viajero (DT) es la enfermedad relacionada con los viajes más previsible. Las tasas de ataque oscilan entre el 30% y el 70% de los viajeros, según el destino y la temporada del viaje. Tradicionalmente, se pensaba que la DT podía prevenirse siguiendo recomendaciones sencillas como "hiérvelo, cuécelo, pélalo u olvídalo", pero los estudios han descubierto que las personas que siguen estas reglas pueden enfermar igualmente. Las prácticas higiénicas deficientes en los restaurantes locales son probablemente las que más contribuyen al riesgo de TD.

La DT es un síndrome clínico que puede deberse a diversos patógenos intestinales. Los patógenos bacterianos son el riesgo predominante, y se cree que son responsables de hasta el 80%-90% de las DT. Los virus intestinales pueden ser responsables de al menos el 5%-15% de las enfermedades, aunque los ensayos de diagnóstico molecular multiplex aumentan su detección. Las infecciones por patógenos protozoarios tardan más en manifestar síntomas y, en conjunto, representan aproximadamente el 10% de los diagnósticos en viajeros de larga duración. Lo que comúnmente se conoce como "intoxicación alimentaria" implica la ingestión de toxinas preformadas en los alimentos. En este síndrome, puede haber vómitos y diarrea, pero los síntomas suelen desaparecer espontáneamente en 12 horas.

  Que verduras son buenas para la diarrea

Cdc gov medicina del viajero

ResumenCon el rápido aumento de los viajes internacionales a países tropicales y subtropicales, es probable que haya más personas expuestas a patógenos diarreicos en estas zonas de riesgo moderado a alto, con el consiguiente aumento de la preocupación por la diarrea del viajero. La enfermedad puede aparecer como un síndrome clínico leve, pero una presentación más debilitante puede llevar a cambios de itinerario y hospitalización. Dado que las etiologías bacterianas son los agentes causales más comunes de la DT, desde hace varios años se viene informando del uso de profilaxis antibiótica para prevenirla entre los viajeros. El tipo más común de antibiótico utilizado para la DT ha cambiado a lo largo de 50 años, dependiendo de muchos factores influyentes. El uso de la profilaxis antibiótica para la prevención de la DT en viajeros sigue siendo controvertido, principalmente por las dificultades para equilibrar los riesgos y los beneficios. Hay que tener en cuenta muchos factores, como la resistencia emergente a los fármacos, los efectos secundarios, el coste y el comportamiento de riesgo. El objetivo de este artículo es revisar la profilaxis antibiótica desde la década de 1950 hasta la de 2000, para describir la tendencia y las razones del diferente uso de antibióticos en cada década. Se concluye que los antibióticos profilácticos deben restringirse a algunos viajeros de alto riesgo o a viajes críticos de corta duración.

  Diarrea y sarpullido en adultos

Recomendaciones de vacunas para los viajes

Puede estar causada por muchos gérmenes diferentes, como bacterias (E. coli, Salmonella), virus (norovirus) y parásitos (Giardia). Todos estos gérmenes se propagan al comer y beber alimentos y agua contaminados, o al utilizar platos y cubiertos contaminados.

Si la diarrea altera tus planes pero no es grave, puedes tomar medicamentos como loperamida (Imodium®) o difenoxilato más atropina (Lomotil®).    Pueden ser útiles, sobre todo para los dolores de barriga.

A algunas personas con problemas médicos graves que pueden empeorar con la diarrea o la deshidratación se les pueden ofrecer antibióticos preventivos. Si cree que puede necesitar antibióticos para viajar, consulte a su médico de cabecera o a un profesional sanitario especializado en viajes.

Ana Villaba López

Soy Ana Villaba López, una fisioterapeuta y bloguera especializada en temas de salud. Nacida en España, me gradué en fisioterapia y comencé a trabajar en mi propia clínica. Con el tiempo, descubrí mi pasión por compartir mis conocimientos y experiencias en el campo de la fisioterapia y la salud, y decidí crear mi propio blog.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad