Dolor al tragar comida

Dolor al tragar comida

Dolor de garganta duele al tragar no hay fiebre

Si le cuesta comer y beber, no es el único. El dolor al tragar es una afección frecuente. Puedes experimentar ardor, dolor, un dolor agudo o la sensación de que tienes un nudo en la garganta. Todos estos síntomas pueden dificultar la deglución. La mayoría de las veces, el dolor al tragar es benigno y puede tratarse fácilmente con medicamentos de venta libre y remedios caseros. Pero si su afección es grave o persiste, necesitará consultar a su médico de cabecera o a su otorrinolaringólogo para recibir tratamiento. Usted puede ser diagnosticado con una de las siguientes causas de dolor al tragar:

La causa más común de dolor al tragar es un virus como un resfriado, la gripe o la mononucleosis. Las infecciones sinusales también pueden ser las culpables. Es probable que el dolor de garganta se deba a la inflamación de las amígdalas, a la tos o a la irritación provocada por el goteo de los senos paranasales. Si padeces una infección vírica o sinusal, tendrás otros síntomas como secreción o congestión nasal, dolor de cabeza, tos o fiebre. El reposo y los medicamentos de venta libre son el tratamiento estándar para este tipo de infecciones, aunque el médico puede prescribir esteroides o antibióticos en algunos casos.

  Dolor en los talones delos pies

Dolor al tragar en un lado

El término disfagia hace referencia a la dificultad para tragar. Se utiliza en relación con diversos trastornos de la deglución. No todos los problemas de deglución son disfagia: es normal tener dificultades ocasionales para tragar determinados alimentos o líquidos, por ejemplo al dar grandes bocados de comida. Sin embargo, la dificultad continua para tragar puede ser motivo de preocupación.

La motilidad esofágica es el movimiento de los alimentos a través del esófago. Normalmente, las contracciones musculares coordinadas del esófago mueven los alimentos ingeridos hacia el estómago en una dirección. En los extremos superior e inferior del esófago hay anillos de músculos llamados esfínteres que permiten que los alimentos entren y salgan del esófago.

Si los músculos dejan de funcionar juntos o si uno de ellos deja de funcionar, los alimentos pueden no pasar al estómago. Esto puede deberse a problemas con los músculos o los nervios que los inervan. Las intervenciones quirúrgicas previas en el esófago o el uso de un tubo de respiración pueden provocar dificultades para tragar, pero en muchos casos se desconoce la causa exacta.

Me duele la garganta al tragar ¿cómo puedo deshacerme de ello?

Si tiene dificultad para tragar o presenta síntomas inusuales o que no desaparecen, acuda al médico. Es poco probable que sus síntomas sean cancerígenos, pero es importante que los examine un médico.

  Causas del dolor del corazon

La válvula entre el estómago y el esófago normalmente impide que esto ocurra. Esta válvula se llama esfínter cardíaco. Un tumor que se desarrolle aquí puede impedir que la válvula funcione, provocando indigestión.

Puede regurgitar la comida: es cuando la comida vuelve a salir poco después de tragarla. Suele empezar con alimentos como la carne y el pan. Si no recibe tratamiento, puede empezar a expulsar alimentos blandos, como puré de patata, bebidas y saliva.

Me duele un lado del cuello al tragar

Las personas con disfagia tienen dificultades para tragar e incluso pueden experimentar dolor al tragar (odinofagia). Algunas personas pueden ser completamente incapaces de tragar o pueden tener problemas para tragar con seguridad líquidos, alimentos o saliva. Cuando esto ocurre, comer se convierte en un reto. A menudo, la disfagia dificulta la ingesta de calorías y líquidos suficientes para nutrir el organismo y puede dar lugar a otros problemas médicos graves.

La deglución es un proceso complejo. Unos 50 pares de músculos y muchos nervios trabajan para recibir los alimentos en la boca, prepararlos y trasladarlos de la boca al estómago. Esto ocurre en tres etapas. En la primera, llamada fase oral, la lengua recoge el alimento o líquido y lo prepara para tragarlo. La lengua y la mandíbula desplazan los alimentos sólidos por la boca para poder masticarlos. La masticación hace que los alimentos sólidos tengan el tamaño y la textura adecuados para tragarlos, mezclándolos con la saliva. La saliva ablanda y humedece los alimentos para facilitar la deglución. Normalmente, el único sólido que tragamos sin masticar es en forma de pastilla o comprimido. Todo lo demás que tragamos es en forma de líquido, puré o sólido masticado.

  Cómo se calma el dolor de la hernia de hiato

Ana Villaba López

Soy Ana Villaba López, una fisioterapeuta y bloguera especializada en temas de salud. Nacida en España, me gradué en fisioterapia y comencé a trabajar en mi propia clínica. Con el tiempo, descubrí mi pasión por compartir mis conocimientos y experiencias en el campo de la fisioterapia y la salud, y decidí crear mi propio blog.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad