Dolor de regla continuo semana 40

Dolor de regla continuo semana 40

Embarazo

Contenido de la página Todas hemos visto alguna vez esas escenas de película en las que una mujer en silla de ruedas entra en el hospital tras romper aguas. La futura madre grita a pleno pulmón mientras empuja al bebé. Luego, la imagen de los nuevos padres mirando con adoración a su recién nacido. Pero en la vida real, el parto puede durar mucho más que unos minutos de pantalla, y hay varias formas de controlar el dolor que conlleva traer un bebé al mundo.

Múltiples cambios de posición: Caminar, hacer estocadas, sentadillas, pelotas de parto, taburetes de parto y utilizar Rebozos (un chal de tela originario de México que, colocado adecuadamente, puede ayudar a levantar el peso de la parte inferior del abdomen del hueso púbico, apretar las caderas con el trabajo de parto de espalda o ayudar durante la etapa del pujo tirando de la tela en diferentes posiciones tanto sentada, en cuclillas o de pie). Todas estas posiciones ayudan a colocar al bebé en posición para descender por el canal del parto, al tiempo que ayudan a la mujer a sobrellevar las contracciones. A menudo, las mujeres pueden concentrarse en el movimiento en lugar de en la contracción.

40 semanas de embarazo

Lisa Milbrand es redactora para Real Simple y le apasiona escribir sobre comida, viajes y trucos para hacer la vida más fácil. Le encantan los restaurantes elegantes, el buen café y su familia (por supuesto); no es fan de hacer colas.

  Almorranas dolor al defecar

Para empezar, puede ser útil entender el propósito de las contracciones. Se producen cuando los músculos uterinos se contraen para empujar al bebé a la posición adecuada para el parto y, a continuación, salir al mundo. "Una contracción de parto no es más que un gran calambre muscular, ya que todo el útero se contrae", explica el Dr. Bart Putterman, ginecólogo y obstetra del Texas Children's Pavilion for Women de Houston. "Y puedes percibir esa molestia en cualquier lugar en el que el músculo se contraiga". Por lo tanto, podrías sentir la molestia en lo profundo del abdomen, a lo largo de los costados derecho o izquierdo, o incluso en la espalda.

La gravedad del dolor de las contracciones depende de muchos factores: la posición del bebé dentro del cuerpo, los movimientos que hagas durante el parto y tu propia percepción del dolor. "Algunas personas tienen contracciones que les hacen doblarse de dolor, mientras que otras ni siquiera se dan cuenta de que están de parto: sólo sienten un pequeño calambre o dolor de espalda", dice el Dr. Putterman.

Manchado 6 semanas de embarazo

Estás embarazada de 39 semanas y la fecha del parto está a la vuelta de la esquina. En esta última semana podrías ponerte de parto en cualquier momento, por lo que es importante que sepas qué esperar a medida que se acerca ese emocionante día.

A estas alturas, probablemente hayas experimentado los mismos síntomas cada semana y estés muy familiarizada con los efectos secundarios del embarazo. Sin embargo, en esta última semana debes estar preparada para que se produzcan algunos cambios nuevos en tu cuerpo.

  Dolor en los talones delos pies

A las 39 semanas de embarazo, tu pequeño está completamente crecido y ansioso por conocerte. Por fin ha alcanzado su peso al nacer, entre dos y tres kilos, de los que aproximadamente un tercio corresponde a su gran cerebro de bebé.

Además de su cerebro, también han crecido sus pulmones, que empezarán a ejercitarse nada más nacer. Aunque te esperan noches de insomnio, los llantos de tu bebé no se traducirán en lágrimas hasta después del primer mes, cuando por fin se abran sus conductos lagrimales.

La piel de tu bebé también ha pasado de ser rosada a blanca, independientemente de cuál sea su complexión final. Esto se debe a la capa blanca y cerosa que recubre la piel del bebé, llamada vérnix, que le ayuda a protegerse y a salir del útero. También hay una capa de grasa depositada sobre los vasos sanguíneos del bebé, que hace que sus mejillas sean regordetas y adorables.

Parto prodrómico

El parto es el proceso físico por el que pasas cuando das a luz a tu pequeño. Durante el parto, el útero se contrae y el cuello del útero se abre, lo que permite que el bebé salga al mundo por primera vez. Aunque la experiencia del parto es diferente para cada persona y nadie puede predecir cuánto durará, hay tres etapas clave por las que pasan todas las mujeres.

  Dolor bajo vientre menopausia

Para muchas mujeres, el primer síntoma del parto es una sensación de calambres, parecida a los dolores menstruales. También es posible que sienta un poco de dolor en la parte baja del vientre o en la espalda. También es muy frecuente tener diarrea, náuseas o vómitos.

Si tienes dudas sobre si estás de parto o no, llama a tu unidad de maternidad. No te preocupes, están ahí para ayudarte y preferirían que tú y tu pequeño estuvierais seguros y felices.

Durante las primeras fases del parto puede que no te apetezca comer mucho, pero es buena idea tomar un tentempié o una comida ligera, como sopa, cereales o tostadas, para mantener altos tus niveles de energía. Acuérdate también de beber mucha agua para mantenerte hidratada.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad