Alimentos nocivos para el higado

Alimentos nocivos para el higado

Los peores alimentos para el hígado

El hígado es un órgano vital para los procesos corporales que puede verse afectado por una mala alimentación. Es común ver que una de las primeras recomendaciones que se hacen para cuidar este órgano es reducir el consumo de alcohol, pero también existen otros alimentos que dañan el hígado y que están al alcance de la mano la mayor parte del tiempo; por ello, las personas tienden a consumirlos sin pensar en sus consecuencias.

Estos problemas alimenticios, al combinarse con otras condiciones preexistentes como obesidad, diabetes, colesterol o triglicéridos altos, síndrome metabólico, entre otros, generan un aumento de los depósitos de grasa en el hígado, lo que dificulta sus funciones. En ocasiones, este exceso de grasa puede ser tóxico para las células hepáticas, provocando cicatrices e inflamación en el hígado.

Varios de los alimentos enumerados a continuación pueden ser consumidos en cantidades moderadas por personas con un estado de salud óptimo que siguen una dieta sana la mayor parte del tiempo. Sin embargo, si padece las afecciones enumeradas anteriormente u otras que puedan afectar al hígado, debe consultar con un especialista médico para asegurarse de seguir un régimen dietético que no las empeore.

Alimentos buenos para reparar el hígado

El hígado realiza muchas tareas esenciales, como segregar jugo biliar para ayudar en la digestión, descomponer las toxinas resultantes del alcohol, los medicamentos y el metabolismo. Un hígado sano es esencial para nuestro bienestar general. Veamos qué tomar y qué evitar para mantener nuestro hígado en óptimas condiciones de salud:

  Supervivencia cancer de higado

Los frutos secos en general, y las almendras en particular, son ricos en vitamina E y grasas insaturadas. Éstas ayudan al hígado a eliminar el colesterol malo del organismo y a reducir la tensión arterial, además de proteger contra la enfermedad del hígado graso.

Son algunos de los alimentos más sanos de la naturaleza. Los huevos son ricos en los ocho aminoácidos esenciales y en colina, que también es un nutriente vital. Los aminoácidos y la colina ayudan al hígado en el proceso de desintoxicación y mejoran el metabolismo.

Fresas, arándanos, frambuesas, cualquier tipo de baya es un superalimento. Las bayas contienen fitoquímicos que ayudan al hígado a protegerse de los radicales libres. Se ha demostrado que la antocianina y los polifenoles reducen el riesgo de cáncer de hígado.

¿Es malo el arroz integral para el hígado?

Normalmente, las proteínas ayudan al organismo a reparar los tejidos. En las personas con el hígado muy dañado, las proteínas no se procesan correctamente. Los productos de desecho pueden acumularse y afectar al cerebro. Los cambios dietéticos para la enfermedad hepática pueden implicar:Efectos secundarios

La enfermedad hepática puede afectar a la absorción de los alimentos y a la producción de proteínas y vitaminas. Por lo tanto, la dieta puede influir en el peso, el apetito y las cantidades de vitaminas en el organismo. NO limite demasiado las proteínas, porque puede provocar una falta de ciertos aminoácidos.Recomendaciones

  Quistes simples en higado

Los cambios que deberá realizar dependerán del funcionamiento de su hígado. Hable con su proveedor sobre el tipo de dieta que es mejor para usted para que obtenga la cantidad adecuada de nutrición.Las recomendaciones generales para las personas con enfermedad hepática grave incluyen:MENÚ DE MUESTRA Desayuno Merienda a media mañanaAlmuerzo Merienda a media tardeCena Merienda por la noche La mayoría de las veces, no tiene que evitar alimentos específicos.Hable con su proveedor si tiene preguntas sobre su dieta o síntomas.Imágenes

Hígado sano

En general, la enfermedad del hígado graso no es grave en sí misma y no impide la función hepática. Sin embargo, si no se trata, puede provocar inflamación del hígado, fibrosis y cirrosis. La cirrosis está causada por un daño hepático grave y puede provocar insuficiencia hepática o cáncer de hígado.

Otra complicación de la enfermedad del hígado graso es la hepatomegalia, es decir, el agrandamiento del hígado, ya que aumenta el riesgo de padecer diabetes de tipo 2, síndrome metabólico, etc. Sin embargo, en las primeras etapas, para el tratamiento de la hepatomegalia con hígado graso cambios en el estilo de vida y hábitos alimenticios pueden recorrer un largo camino para ayudar a revertir la condición.

  Donde esta el higado imagenes

Diagnóstico de la enfermedad del hígado grasoA menudo asintomática, la enfermedad del hígado graso puede pasar desapercibida durante mucho tiempo, por lo que es imprescindible incluir una prueba de la función hepática (PFH) en el chequeo médico periódico. Si los resultados de las pruebas de función hepática muestran niveles elevados de enzimas hepáticas, como SGOP y SGPT, pueden ser indicativos de daño hepático y lo ideal es realizar más pruebas, como una biopsia, una ecografía, una tomografía computarizada, etc., para detectar afecciones como la enfermedad del hígado graso. El tratamiento de los niveles elevados de SGOT y SGPT incluye cambios en la dieta y en el estilo de vida, lo que también es una buena forma de reducir el riesgo de desarrollar diversas afecciones hepáticas.

Ana Villaba López

Soy Ana Villaba López, una fisioterapeuta y bloguera especializada en temas de salud. Nacida en España, me gradué en fisioterapia y comencé a trabajar en mi propia clínica. Con el tiempo, descubrí mi pasión por compartir mis conocimientos y experiencias en el campo de la fisioterapia y la salud, y decidí crear mi propio blog.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad